jueves, 1 de diciembre de 2005

ENCUENTRO EN COQUIMBO

CONGRESO BINACIONAL DE POESIA / Coquimbo 2005
CONVOCADO por: SECH (Sociedad de Escritores de Chile) Sección Coquimbo
por Javier Milanca Javier Milanca en el Valle de Elqui (durante el encuentro), a pasos de la tumba de Gabriela Mistral.
Diapositiva UNO:
Como saco roto se desperdigaron los poetas en las marañas del puerto de Coquimbo. De inmediato a lo que vinimos. Y se abrió el gran libro de la poesía, las palabras de buena crianza y a leer. Los demás durmieron el sueño rodeado de los grandes clásicos. Los otros, al bar de los poetas organizado por el vate Javier del Cerro, cuyos visitantes, habitantes de las metáforas permanecieron despiertos y alados hasta que se hizo la mañana y el sol entró en la casa a tropezones.

Diapositiva DOS:
Javier del Cerro nos despide con un grito en el Barrio Inglés. Adrian Campillay, poeta Argentino; me dice que el invierno es un animal que no duerme. El tampoco. Con pasos de felices moribundos nos vamos hasta el mercado en donde el mar de Chile saluda con su tropa de mariscos a mi amigo argentino que no para de hablar de indios Huarpes y Diaguitas y de límites inventados por los cretinos de siempre. La cordillera de Los Andes es un largo abrazo, no una frontera.

Diapositiva TRES:
Frazeto (Poeta argentino) leyendo desde su desvarío, metafísico en sus comparaciones, delirante en sus cavilaciones, su enorme presencia callada deja ver que es un volcán a punto de estallar de tantas imágenes, miles de imágenes desde su silencio de hospital ¿Será el fuego un caudal de palabras en erupción?.Frazeto mira, no habla, pero lo sabe todo.

Diapositiva CUATRO:
¡El Choapa se sienta en la mesa caramba!. Somos pocos pero locos. Contamos, cantamos desde este valle de leche verde. Mario Ramos desde su divagar poético, laberíntico y oceánico. Oscar Espinoza con la palabra bella y la paz de unas letras que son pinturas sacadas de un alma interminable. Bernardo Tapia que nos instala de nuevo en días y futuros mejores, de tiempos que fueron -serán y que justifican toda la poesía del mundo. Ana Leyton con sus sueños mayúsculos y su frenética búsqueda de lo trascendente. Guillermo Galvez pregunta y responde, ensalza y destruye y al final nos deja convertidos en espectadores de su gran imaginación y magia.

Diapositiva CINCO:
El valle del Elqui se abre. La tumba de Gabriela se abre. Deja escuchar las voces roncas y profundas de los hermanos argentinos, no malcriadas como las chilenas, mal enseñadas por las madres que nos crían con voces de pitos destemplados. Se pasean por viñas que hacen olas, por océanos que florecen tormentosos, nos hablan de abrazos y de muerte, de apariciones y de la íntima soledad galáctica en este enjambre humano. Gabriela ronca su sueño de sol, entre los cerros, testigos de éstos poetas que disfrutan con su presencia. El viento nos dice que fuimos escuchados, a pesar que los metales de las máquinas siguen trabajando y no saben de nuestras confabulaciones.

Diapositiva SEIS:
Ana Leyton me pregunta si el limbo existe, si la poesía es para elegidos, para seres de otras alturas olímpicas, es un saltarse la tierra para levitar al infinito. O simplemente es salvarse a sí mismos de una existencia de mierda. Le respondo que es lo último, la razón es simple ¿quien lee a los poetas?. Nicanor Parra Dixit “No se calienten la cabeza, la poesía no la lee nadie”. Sin embargo en Coquimbo la poesía la leyó el universo completo, sino me creen.... pregúntenme a mí.

Javier Milanca (Chile) y Adrián Campillay (Argentina), antes de una lectura y luego de un largo paseo por el puerto.

El poeta Javier del Cerro (Chile, Coquimbo), durante un concierto al amanecer en el Hostal EL NOMADE, los huéspedes agradecidos.

4 comentarios:

  1. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  2. El señor Milanca causa furor entre las mujeres y escritores de Illapel. Él ha sabido ganarse un lugar importante dentro de la actividad literaria de Illapel. Con luz propia a demostrado que tiene mucho por entregar y escribir. Illapel, con la presencia de Javier Milanca y de otros poetas que han llegado de lugares remotos del país,le han dado a la ciudad una mayor valoración en las letras, a nivel regional. Aunque a algunos no les guste.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué bien debe haber estado el encuentro, allá que es tan lindo!
    Yo soy de temuco, conocí al Javier del Cerro en el Chillán poesía en enero, quiero mandarle saludos y pedirle alguna señal poética o concreta, porque no alcancé a oír sus poemas, por causa de un Hot Dog sin vienesa.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo11:35 p.m.

    Este año Hostal Nomade estará encantado de recibirlos nuevamente.
    www.hostalnomade.cl

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...