miércoles, 28 de julio de 2010

ADRIÁN SALAS ABREGO (San Juan, Arg.)

Fotografía: Adrián Campillay (2009)


el tipo que transpira y le duele

estuvimos sin hablarnos un largo tiempo
hasta que yo vine y te dije:
soy malo, como corazón de rata

por esa forma de piedad que te diferencia del resto
me arrastraste hasta un lugar menos infecto/ de mi.

nos conocíamos poco, pero
tuvimos sexo deforme
toda la noche por todos lados.

estuvimos soñando lo mismo mientras pasaba el día
me dijiste que no era tan malo
al menos era un ojo de colibrí
no como el ojo diabólico del mamboretá/
esa mañana transpiré de alivio, mucho rato


un hombre está solo y escribe

un hombre está solo y escribe
un hombre está solo y respira, claro

porque su corazón bombea amarguras hasta la transparencia
y su sangre se lava y ataja con un pulmón
y después otro los gritos del mundo

un hombre está solo y espera, claro

porque los demás están en otras posiciones
desclavando la tierra y llenando frascos antes usados por
el fuego y después volviéndola a clavar

con clavos nuevos, claro
sin dejar de respirar agitadamente
porque el mundo puede olvidar de respirar.

un hombre está solo y escribe
un hombre mira largamente la palabra: clavos



1 comentario:

  1. Anónimo4:53 p.m.

    me encanto tu puesia me llego demasia hace mucho conoci a una perona llamada adrian salas solo por telefono y me enamore de el completamente pero el era mayor que yo vivia en buenos aires pedi toda cominicacion nunca lo pude ver aunque me habria gustado hacerlo me acuerdo de el cada vez que miro la luna . me acuerdo de nuestra promesa

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...