viernes, 3 de septiembre de 2010

adrián campillay / POEMA SIQUIATRICO


Poema siquiátrico

Repentinamente muerto
me envolví en una sábana de envenenadas flores.
Soñé aquella vez con oscuros, largos hospitales,
y otra vez tuve un sueño atravesando el aire.
Doctor! Dónde estás doctor?
Desde que lejano agujero te escurres
como un espíritu.
Con qué aguja de pájaros
me volarás la cabeza esta tarde?
Repentino. A través de mí.
Camino hacia atrás,
hasta mi alma:
la luz del cadáver.
Pero Doctor!
Dónde estás doctor?
Con qué lupa
mirarás esta vez mi ojo
para culparme?
De qué lugar vacío de tu corazón
obtendrás la regla de sangre
para medir la intensidad del grito aplastado
en la pared principal de mi pensamiento?
Y dónde te esconderás.
Cuando brille —aunque sea una sola vez—
la luz del cadáver?


 Fotografías: Hospital Siquiatrico Serbio (FUENTE)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...