jueves, 15 de febrero de 2007

Carlos Ernesto Sánchez (Chile)

Carlos E. Sánchez: Fotografía proporcionada por el autor

///

Me enamore de un travesti
vestida de negro y tacones
pelo rubio
labios carnosos
y en cada paso hundía su dedo en el recuerdo
de la mujer que espera en casa.

En la escala del metro
no amé ni me amaron
suspiré
gemí lento como si fuera una bocana de humo
era su boca en mi sexo
arrancando de golpe
mi amor travestido.

Era travesti
en la noche desmascarada
fría
de mis 45 años
ejercicio de cuerpo en cuerpo sin palabras

El resto de la noche
silbe una canción
que dice
me enamoré de una travesti



///

Aquí
En este departamento de calle San Antonio
donde las putas cobran $7.000
y se lubrican
porque dejaron la calentura
en la casa con el beso de hasta pronto
Aquí
bebo cerveza
la Becker
que compro en pack para emborracharme
mientras asumo estoy viejo
que no volverás
tu piel tersa otro la acaricia
y no sentiré mi sexo dentro de ti
mientras gimes desorbitado

Tu mi premio a la erección forzada a mis 57 años

Y como se fue el Iván
que no recogió ni siguiera sus huellas
y escribió
su nombre como un sahumerio en las murallas
de mi departamento
se fue Rodolfo
Alejandro
los amigos que no volvieron

En este mapa de las calles de santiago
recorro cada gesto, mirada, sonrisa
y los hombres pasan
el que me guiñe un gesto de soledad y hambre
tiene el culo cansado y el pico dormido, transpirado

Monedas, dinero
instante de convencer
para calmar la desnudez de un día que termina

y bebo
de otra manera escupiría la vida
diría que Dios es un cabron voyerista
gozando las lágrimas marginales
de los que perdimos las palabras.

Bebo
y no es noche, ni escucho música
que deprima
Estos tragos que levanto
signan el pacto de vida y muerte

que impone su ritual.

2 comentarios:

  1. Anónimo3:43 p.m.

    pienso que para ser poeta no es necesario degradar la dignidad femenina no se debe juzgar cuando tambien nosotros nacimos por ese mismo hoyo donde todos somos participes desahogando placeres y pasiones

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1:08 a.m.

    ¿Es verdad que vives en un departamento de calle San Antonio?, ¿ quizá si en el sector entre Merced y Mapocho?; entonces me explico, en buenas parte, tu poesía (que me trastorna un poco). Quisiera yo vivir allí.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...