miércoles, 16 de septiembre de 2009

Del libro: LAS FLORES SECRETAS / por adrián campillay


         CONSPIRACIÓN      

existe una terrible
conspiración
destinada
a evitar
el pleno ejercicio
de la vida y la muerte
de cada persona;
un hilo
eléctrico
en las cabezas
y en la piel cuervos de gas.

desde todos los rincones
se oyen voces
atrapadas
en el vientre
de las máquinas
del imperio.

amigos míos ¿qué harán?
¿qué haremos?

¿de qué país sin ojos
volveremos
para ver
dentro
de nuestras celdas personales
sin llorar una lágrima
que nos mate?


¿qué sombras nos seguirán
a lo largo de la noche y el día
de nuestros corazones amargos?

¿qué luz qué amor
qué amantes nos darán la vida?

la vida es                 inevitable.

sólo así
el animal desespera
arde
humedece
se tuerce en su abismo
y ríe hacia atrás

con la mitad de una boca.

pero existe una terrible
conspiración
destinada
a evitar
el pleno ejercicio
de ese acto

una banda
de sordos, ciegos,
¡imbéciles animales!

y lo cierto es que

ya no tenemos esperanza
ni dios
ni paz
ni somos poetas.

¿con qué daga
de pájaros
abrirán el estómago
de los días?

¿o arrastrarán
ese cadáver personal,
durante todos
los días miserables
a lo largo del hospital
a través del muro
hacia un lugar común
y desierto?

acaso deberíamos soñar
otro sueño
y otra música
debería surgir
de esta herida abierta.

una flor secreta seguirá
a cada palabra
desgarrada
y en cada crimen:
una profunda soledad
se desliza
sobre los parques

sobre la sed

sobre la sombra

sobre los hijos del sur.




no hay miedo en la ciudad.

ni vértigo.
ni tiempo para odiar.

es una gran mentira el aire
y el dios de neón.

¿qué harán?
¿qué haremos?

¿desde qué azotea interminable
arrojaremos
el cadáver del siglo?
el cadáver,

                         el triste ser.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...