miércoles, 13 de abril de 2011

CHIRO (Mauricio Pérez Ruz) / San Juan, Arg.


del libro POEMAS POSTERIORES (adelanto)

Suelo jugar a la infidelidad con la muerte
una vez cada tanto
nos citamos en algún hotel
hacemos el amor
hasta que alguno de los dos
inventa un pretexto para marcharse

( New York diciembre 2019 )


  
IN MY NEXT LIFE

No criticaré a dios ni a su madre
no hablaré de los tranquilizantes
ni del ácido lisérgico
No tendré hijos ni ambiciones
no soñaré
no pelearé
No fumaré
no beberé
No amaré
no mentiré...
como ahora
aquí mismo

Praga fines de Abril 2015


….
OLVIDO

Nunca te habrás llevado todo...
¡Olvido hijo de puta!


Tucunuco, Diciembre de 2010





UNO DE ESCRITORES Y DE GRUPIES
(Casi amor que mata)

Después de la presentación del libro de Joe Campusso, fuimos a su casa a seguir festejando. Suponía y mal, que a este tipo de reuniones asisten los amigos mas cercanos. Nunca es así. Suponerlo no era de puro ingenuo, aquella era la primera vez que asistía a una tertulia de verdaderos artistas. En estas ocasiones, siempre asiste un mayúsculo grupo de chupa medias que esperan les regalen el libro, otros van por el simple hecho de consumir lo que sea, el vino, que no es una copita, empanadas, algunas drogas, si las hay… agua, lo que sea. Eso si, siempre sonrientes, como para la foto. Mantienen conversaciones inteligentes para aparentar serlo, hablan de cómo escribir para ganar algún concurso literario, de una beca en Francia, fantasean con llegar a ocupar un puestito en algún gobierno que piense a lo grande y le de importancia a las cosas de importancia y hasta algunos piensan llegar a la gran academia universitaria. Todo el mundo coquetea con todo el mundo, pero todos terminan solos a la hora de dormir.

La casa de Campusso se llenó de gente, el frío no importaba, salimos al jardín del fondo, alguien puso esa música de la nadie que entiende… ese jazz moderno del que todos opinan como verdaderos sabihondos.

Como todos, bebí bastante, la nariz empezó a adormecérseme (Primer síntoma en mi, a un paso de la borrachera…) pero no me importó, no tenia que manejar. Me aparté un poco del bullicio, como siempre lo hago, tenia un vaso de vino tinto, saque de mi abrigo un cigarrillo y antes de encenderlo una hermosa mujer me pidió fuego.

- Que bellas poesías escribe…-

- ¿Perdón?-

- Leí su libro, Poemas Terminales desde una Terminal de Ómnibus… se nota que la conoce.-

- Vos, por tu cuerpo y tu belleza debes llamarte Bárbara…-

- Gracias, pero no… de no conocerlo…-

- ¿Conocerme?-

- Claro, mucha gente habla de usted, además conozco a dos de sus amigos, Ivo Vrodzka y Her Speso-

- ¿Amigos? Vaya amigos…-

Sergei Potrakov se acercó a nosotros, traía un vaso enorme de vino en una mano y un cigarro de marihuana en la otra. Cambió su vaso por el mío y le convidó de esa porquería a la chica. Ella dio unas pitadas y el se fue. Pasaron algunos segundos, ella, inmóvil, no me quitaba los ojos de encima. Al decir verdad se me paso por la cabeza llevármela a la cama. Pero ese brillo en sus ojos… pensé no solo en la cama, tal vez algo más, una relación seria… Tomé sus hombros suavemente, fui acercando mi boca a la suya, su cuerpo temblaba, oí su corazón, como si fuera a salirse. Mas cerca, entonces podía sentir su respiración… y el milagro. Creo que aquel beso duró una eternidad. Su cuerpo aun temblaba, volví a besarla, y por fin una respuesta. Me dio un cachetazo. No me quitaba los ojos de encima… volví a besarla y otra vez, otro cachetazo. Pensé que para esta joven futura gran artista el cachetón era la respuesta afirmativa para el amor o las ganas de llevarse un tipo a la cama, una manifestación artística mas… lo plasmaba a cachetones. Para mi era algo nuevo, todo un desafío, volví a besarla y sin decir ni una palabra ella volvió a golpearme.

Antes de repetir el estúpido acto de seducción, supe que ella no era de mi tipo y supe ahí que el arte me importa un carajo. Me alejé. Fui por más vino, antes de entrar a la cocina volteé para verla otra vez, y otro artista estaba hablándole.

Sonreí, entonces otra mujer vino a hablarme. (Una vecina de Joe)


del libro FIEBRE

No me beses
ni pienses que soy un buen tipo
y ni se te ocurra empezar a quererme
Mañana será otro día y no recordaras nada
Soy Olvido...
yo soy el olvido
¿Qué... ya no lo recuerdas?

...
CLAUSTRO BAR

Verás acá no falta nada
y no hay nada que perder
cuesta un poco acostumbrarse
se bebe rápido para morir despacio
no guardes tu corazón
acá no hay nada que perder
acá está todo perdido


PAG. PRINCIPAL EL MOMO POESÍA
PAG. PRINCIPAL EL OJO DEL SUR
PAG. PRINCIPAL EL SODEADO

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...